domingo, 3 de enero de 2010

Las sombras

Porque puedo mezclarme con vosotras
esta noche
caminaré con las sombras
sin preocuparme.
Entraré en las oscuras cuevas del deseo;
me llamaréis camarada frente a bebidas excitantes.

Y sólo yo sabré que somos inocentes ilusos
como si fuera uno más;
uno de tantos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.