sábado, 7 de febrero de 2009

30 de julio

Yo
soy terrestre y
caduco como los árboles
y las crisálidas.


en cambio
eres celeste y te elevas
hasta lo alto
como una nube
posándote sobre las montañas
y los valles.
Dominas el trueno y
haces caer la lluvia
sobre mí.

Gélida
es la noche,
con sus luces minúsculas y fragmentadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.