domingo, 3 de enero de 2010

Empoli

Un joven jugador de la fiorentina
-muy humilde, según cuenta-
me ofrece bajar del tren
para tomar un drink
delante de la estación de carabinieri
de Empoli.

Caro mio:
tan pronto has conocido
en mis inclinaciones
a una peligrosa delincuente?

Las sombras

Porque puedo mezclarme con vosotras
esta noche
caminaré con las sombras
sin preocuparme.
Entraré en las oscuras cuevas del deseo;
me llamaréis camarada frente a bebidas excitantes.

Y sólo yo sabré que somos inocentes ilusos
como si fuera uno más;
uno de tantos.
Se ha producido un error en este gadget.