viernes, 31 de marzo de 2006

Acto Tercero y Redoble

Amo tus curvas y tus estrecheces,
los lugares donde te extingues
y donde recuperas el discurso.
Eres materia pura
en transformación continua
y yo te amo, te amo desde lejos con un amor pigmento
material y atómico.

Porque eres bella
y articulas el aire
con tus vértebras.
Porque te ramificas en cada movimiento:
¡cling! Y el espacio se convierte en una masa vibrante
y moldeable
de tú y tú y tú
por todas partes.
Porque me tensiono con tus músculos
y te libero;
y soy todo, eres todo,
y llenamos el aire.

Amo tus curvas y tus estrecheces,
el baile ondulante de tu piel
flexible,
la masa de electrones agitados
que puebla tu cabeza.
Amo tu cuello y tus costillas,
las clavículas y las yemas de los dedos;
amo tus rodillas y la masa blanda de tu culo.
amo tus ingles y el empeine de tus pies.

Amo tus curvas y tus estrecheces.
Amo tus curvas y tus estrecheces.

domingo, 12 de marzo de 2006

7 de septiembre

Me perfilas
áspero
y firme
por límites disonantes
yuxtapuestos
con manos de pintor,
manos de carpintero.

Intentas aprehenderme
como sujetas las cosas del mundo,
por eso agarras mis nalgas
me encierras entre tus brazos
golpea con fuerza mis carnes blancas
tu cuerpo de pintor,
cuerpo de carpintero.

Ávido y caliente
respiras en mi nuca.
quieres que sea infinita
si no me dibujas,
si no me construyes.
Ávidas,
calientes,
ásperas
tus manos de pintor,
manos de carpintero
que sólo pueden perfilarme
por límites disonantes
yuxtapuestos.

miércoles, 1 de marzo de 2006

8 de octubre

Tuve amigas de adolescencia
con ese extraño pesar en los ojos
de conocer la vida demasiado;
de aventurar una razón inconclusa;
de conocer el sexo diario y
prematuro.

"Tengo novio!", decían
y perforaban sus pezones.
Una mano masculina
caliente y masculina
que día a día
acariciaba sus carnes blancas,
amasaba sus nalgas,
les robaba la inocencia.
Se ha producido un error en este gadget.