viernes, 27 de enero de 2006

5 de agosto

Me convierto para ti
en un país extraño
que recorrer con brújula.
Livingstone, supongo

Me convierto para ti
en colinas y montes,
en estepas desiertas;
soy la tierra y sus frutos.
Tú excavas mis orificios
como un trabajador de lo profundo
y extraes cuanto de mí
pudo haber de valioso.

Sólo para ti me convierto
en una geografía indescifrable
mientras, peregrino,
me recorres
y creas mapas imaginarios.
Sediento, bebes en mis fuentes
y me secas;
Es por ti que me esfuerzo
en ser fértil
y dar vida a
mis manantiales.


Sólo tú sabes leerme
el futuro en las palmas
como hacen las gitanas.
Para que nunca te aburras
cambio las líneas
cada noche
y sólo por ti
quedo huérfana de destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.